LA VIDA EN GAIA. HISTORIA DE UNA CREACIÓN

EL Amor

Seguir el corazón es también meterse en problemas.

Eso pasa con las aventuras…

El proceso de creación

Todo comienza con una idea.

En realidad, no sabes de dónde viene, aunque puedas ubicar cuándo lo pensaste, o si alguien te lo dijo. No sabes de dónde viene aquello que te expande el pecho, esas ganas que tienes de que sea realidad, la emoción que te da pensar en hacerlo. Decides que quieres vivir la experiencia.

Y ese sentir que impulsa la acción, te lleva a desafiar obstáculos nunca antes imaginados y a imaginar versiones de ti mismx más expandidas.

Así es el Amor, por eso Rumi el poeta, dice que su puerta es la devastación.

Porque esa expansión también es romper viejos paradigmas, te reta, te desafía, te confronta.

El Amor es mucho más grande que una pareja o una familia, lo puedes compartir con amigos, plantas, perros, gatos, árboles y rocas. Con el sol y con el mar. Lo puedes compartir con extraños en espacios de conexión, y con alimentos que nutren tu alma. Puedes amar ideas y proyectos, sueños y territorios. El Amor es la fuerza del Gran Misterio que da aliento de Vida.

Cuando el amor es acción y creación, descubres que el camino de la idea a la materia incluye muchas más acciones, imprevistos, logística y saberes de lo que imaginaste.

Es un camino que aparte de ser más largo es mucho más interesante.

Aprendes a valorar saberes y a atestiguar artes y maestrías, a admirar la experiencia y la expresión humana.

Conoces gente linda y generosa, gente asustada y gente cerrada, gente amorosa y cuidadora, . Te conoces a ti mismo en otrxs.

Seguir el corazón es también meterse en problemas, pienso hoy, dos años y medio después de que decidiera parir un libro; La Vida en Gaia

Kristian Kaballero

Las ideas

Yo no sabía que iba a escribir un libro, hasta que una buena amiga, vio algunos de mis escritos y me impulsó a hacer realidad este libro.

Dos años y medio después La Vida en Gaia, ya está en el mundo. Y es hermoso, mucho más de lo que pensé. Y poderoso, más allá de mi imaginación.

Yo escribo, escribo todo el tiempo. Tengo cuadernos de muchas cosas: apuntes de libros, cuaderno de sueños, de canciones, de cosas para hacer, y mi diario-agenda en la que procuro dejar registro de la vida que voy viviendo.

 En el computador tengo archivos con reflexiones, cuentos e ideas que surgen en el camino.

Mejor dicho, me la paso escribiendo. Desde hace años.

Pero nunca pensé que podía ser para alguien más que para mí.

Y es curioso, que yo, que sabía leer a los 5 años y crecí entre libros y palabras, en una casa en la que todos (oma, mamá, pipo, hermanito, y Laia) teníamos una biblioteca cada uno, y además había una biblioteca de la casa; yo, que leía todo el tiempo, nunca pensara en escribir libros como oficio. Puede tener que ver con mi mamá, que decía que era escritora y tenía todo el tiempo del mundo, y leer y escribir es alegría y gozo, -yo no entendía como eso podía ser un trabajo o para que servía-, además nunca la veía trabajando, porque no iba a la oficina.

Esa idea, de que un trabajo serio implica ir a una oficina, me mantuvo mucho tiempo distanciada de asumir como oficio el compartir mi conocimiento y percepción de la vida como una experiencia energética y mágica, pero eso es otra historia, para otro día.

No tenía claro que escribir podía ser mucho más que un gozo personal y podía convertirse en un puente entre mundos.

Kristian Kaballero

La experiencia

Ahora entiendo que las ideas y las palabras tienen poder.

Lo que comenzó como apuntes de mis propios aprendizajes, escritos de la manera más amorosa y clara que sé, para que las partes de mí más sensibles y reactivas pudiesen entenderlo, es ahora un libro ilustrado por más de 23 artistas.

Llegar hasta este punto me costó lo mío; escribir, gestionar, producir y materializar La Vida en Gaia, ha sido toda una aventura.

Te puedo contar de la logística que es planear un lanzamiento (por eso hay gente especializada en la producción de eventos), pasando por los incidentes de imprimir (porque cmyk no es lo mismo que rgb), más el coraje de contactar desconocidos y exponer tu sueño autogestionado, más las largas distancias en el tiempo que supone depender de otros cuyas maestrías son fundamentales para darle cuerpo a tus ideas (dícese de editorxs, diseñadorxs y creadorxs de páginas web)etc.

El viaje de la vida en un mundo lleno de gente, con sus ritmos, sus procesos y sus maneras.

Eso en el mundo externo.

Pero, ¿adentro? JA! Que revolución: Salir al mundo.

No hubo otra opción que replantear y transformar paradigmas:

  • Vender no es “venderse”: la venta es también un acto de servicio que valora a través del dinero mi experiencia,
  • Socializar puede ser disfrutar la presencia y además de conectar y expandir el bienestar (nota mental para todos los introvertidos del mundo)
  • Es necesario mostrarse para ser visto (si, también es obvio que el agua moja, pero eso no quita el miedo)

Sin hablar del cambio en ciertas relaciones con partes del 3d, como las redes sociales y la banca virtual.

Materializar los sueños inspirados por el amor, es un camino en el que cambian tus ideas, y se expande tu mundo, porque la creación es posible sólo gracias a todos los que habitamos la Tierra. Este camino me permitió reconocer la escritura como un oficio, además de una pasión y una fuente de liberación personal.

Este camino me permitió encontrarnos

¡Que viaje!

Escribir y compartirme es uno de los actos más íntimos que puedo realizar.

Me siento asustada y emocionada

Me siento contenta

La belleza es más cuando se comparte

Nos vemos en el lanzamiento

Silvia Casas

Dar a luz

Todo llega

Y así presenté La Vida en Gaia al mundo:

Fuimos envueltos en amor y presencia, en sonrisas y belleza.

¡Que delicia!

Celebrar el camino andado y compartir los frutos de la labor.

Expandir el corazón y gozar el Arte.

Después de carreras, imprevistos,  cambios, nuevos detalles y el apoyo de muchas personas llegó el gran día.

Fue toda una aventura: que susto mandar las invitaciones ¿y si nadie venía? Que lindo que llegara tanta gente hermosa

Cada obra de arte con su ficha, música, vino para los invitados y flores para recordar lo que nos conecta con esta hermosa Vida en esta hermosa Tierra.

Y, ¿qué es Gaia?

Tlali, Lur, Dharani, Gea, Ila, Sondre, Akna, Bunoo, Pachamama o Tierra.

Gaia es la Tierra, la madre Tierra que a todos nos alimenta y nos sustenta. Este hermoso punto de luz azul danzando en el Universo, lleno de vida, belleza y magnificencia. El paraíso que habitamos.

La noche fue contemplar la diversidad del arte humano, compartir historias de creación, y gracias a la música y la meditación conectar con lo que atesoramos.

Gracias inmensas a todos los que me acompañaron, llenaron mi corazón de gratitud y maravilla.

Gracias a todos los que estuvieron de corazón, los sentí compartiendo belleza.

Y los que se lo perdieron, nos vemos en el lanzamiento virtual.

Nos amo

Gracias

Gracias

Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Abrir chat
Chat